5 normas básicas para triunfar en una cita a ciegas con esa chica que te gusta

Aquí tienes 5 claves fundamentales para triunfar en una primera cita a ciegas. Compartimos un artículo que vimos publicado en Men’s Health y que queremos compartir con vosotros. Así sabréis cómo comportaros y afrontar ese esperado cara a cara. ¿Dónde es mejor quedar? ¿A qué hora? ¿Y si va bien? ¿Y si va mal? Aquí tenéis varios consejos para que todo vaya como la seda. ¿Y las mujeres, qué opinan de estos consejos de hombre a hombre?

Las citas a ciegas eran organizadas, hasta hace unos años, por conocidos comunes que decidían que debías conocer a esa chica. Sin embargo, Internet ha convertido la “cita a ciegas” en el pan nuestro de cada día. En realidad, tampoco es tan diferente a pedirle el teléfono a una chica a las tantas… Cuando la llamas para quedar, también experimentas esa sensación de tener que encontrarte con una completa desconocida. ¿Cómo se gestiona una situación así? ¿Qué se espera de ti y qué puedes esperar tú de la cita?

Nadie puede culpar a las chicas por sentirse inseguras en las citas a ciegas: todos hemos visto demasiadas películas de psicópatas que descuartizan jovencitas. Tal vez por eso, por muchas ganas que tengan de sumergirse en esa aventura, ponen algunos reparos. Para empezar con buen pie, toma nota de estas reglas básicas:

Cítala en un escenario conocido

“Para que ella esté tranquila, lo mejor es quedar por su barrio, en un bar que conozca, en un lugar céntrico” De esa manera, se crea un marco favorable para que se relaje y pueda conocerte”, comenta la sexóloga Ana Fernández.

Sácale partido a la tecnología

Existen muchas formas de conoceros un poco antes de veros cara a cara. Conéctate con ella en el “Facebook”, en un chat o, simplemente, mándale un WhatsApp simpático para que vea que no eres un chalado que colecciona hachas afiladas. En general, la conozcas por Internet o por cualquier otro canal, deberás darle algo de información antes de citarte con ella. Y es ahí donde te la juegas: has de encontrar el punto exacto para no parecer ni muy desesperado ni muy pasota.

Queda a la hora exacta

El horario es otro de los puntos clave. “Lo mejor es quedar a última hora de la tarde. Es un encuentro que no requiere tanto compromiso como una cena. Si las cosas van bien, se puede alargar. Si no, uno puede alegar que tiene una cena a la que no puede faltar y marcharse elegantemente”, explica Fernández. Ese tipo de “planes de huida” son tan válidos para ti como para ella, por lo que conseguirás que se sienta cómoda, sin obligaciones y que pueda disfrutar del encuentro.

No lances las campanas al vuelo

Es la forma más rápida de decepcionarte. Si has contactado con tu cita a ciegas a través de Internet o habéis intercambiado mensajes de móvil, te habrás hecho una idea de cómo es ella. Gran error: has caído en la trampa de las primeras citas. “Cuando ves en carne y hueso a alguien con quien te has comunicado de otra forma, tienes que reconstruir la imagen que te has prefabricado para que cuadre con la persona que tienes enfrente. A veces hay expectativas que no se cubren y otras que te sorprenden, por lo que lo más importante es ser abierto de miras”, recomienda Fernández.

Esta chica me gusta

Así que, después de estas consideraciones previas, tenemos a una chica sentada en la mesa de un bar, un tanto nerviosa, pero ansiosa por saber qué le deparará la noche. ¿Qué es lo que esperas tú de esta cita? Seguramente, a la media hora de hablar con ella, lo tendrás claro. Pero entonces te quedará el trabajo más arduo: que ella lo entienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *