Cambiarpareja.com

No hay que saber leer entre líneas para intuir lo que nos espera detrás de este bonito nombre. Nuestra intuición nos dice que, como el 99,9% de las páginas, está dirigida a un público claramente masculino. Y, por si nos quedaban dudas, una imagen con una frase de lo más trabajada nos incita a registrarnos: “¡Te esperan chicas muy sabrosas!¡Conócelas hoy!”. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, dicho sabio que nos anima a empezar esta nueva aventura.

cambiarpareja_01

Pero algo nos choca en el primer click. Como dijimos antes, no hay que ser muy listo para saber de qué va la página, pero curiosamente no existe la posibilidad de registrarte como pareja. Primer fallo. Se supone que entro aquí porque mi pareja y yo perdimos la llama de la pasión, caímos en la monotonía y un largo etcétera de desgracias amorosas. Pero la web solo me permite registrar a uno de los dos, me sacrifico y lo hago yo ‘in the name of love’.

Un mensaje de la página nos da la bienvenida informándonos de que, básicamente, sin foto no nos comeremos un rosco dentro ya que no apareceremos ni en las búsquedas. Una advertencia que te mete el miedo en el cuerpo. No queremos arriesgarnos a quedarnos solos por no mostrar nuestro rostro así que lo hacemos.

cambiarpareja_02

No pasan ni 10 minutos antes de que nuestra bandeja de entrada se llene de sospechosos mensajes. Personas muy interesadas en nuestro perfil sin completar (ni un solo dato personal más que donde vivimos y la fecha de nacimiento) que nos escriben impacientes de una respuesta. Lo que hace estos mensajes aún más sospechosos es que no podemos leerlos por completo, si no que casi todas la frase está borrosa. Una forma muy sutil de dejarnos con las ganas de saber que nos escribe el robot con foto de algún banco de imágenes. Fallo 2.

cambiarpareja_036

Para cualquier acción mínimamente interactiva con otro usuario hay que ‘actualizar’, o lo que se le conoce mundialmente como pagar. Para leer la parte borrosa de los mensajes automatizados, poder saludar en la sala de chat, ver una fotografía de un perfil… No llevamos la cartera encima así que seguimos optando por un plan más económico. Fallo 3.

También existe una sección de web cam donde puedes ver a las chicas (porque el género masculino en este aspecto está muerto o de parranda) en posición esperando a que alguien pague por verlas en acción. No sabemos si se trata de un vídeo en bucle o es conexión real en directo, pero como sin dinero no nos quieren decidimos irnos lentamente llamando la atención lo mínimo posible.

 

2 comentarios

  1. casadocans dice:

    Soy un hombre casado cansado de la rutina y del poco sexo de la vida marital.
    He mirado algunas páginas de contactos donde poder encontrar gente que se sienta de la misma forma pero no acabo de fiarme. Esta página parece interesante pero me da la impresión que es demasiado nueva…será un engaño mas?

  2. enrique dice:

    Son unos sinverguenzas. Los voy a denunciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *